Impermanencia de las cosas efímeras

 

1

Este bonsái de tamaño pequeño llamó mi atención en la última exposición celebrada en Alcobendas.

No sé de quién era la composición, pero me gustaría felicitarle, ya que en el momento que hice las fotos, todavía no estaban puestos los carteles con el nombre del propietario.

Bajo mi punto de vista es una composición armoniosa y estéticamente bien formada, un tanto atrevida así como original.

Comenté la composición con mi amigo y compañero de asociación Juan Carlos Rodríguez, a él también le resultó muy interesante y bella y de hecho me comentó que le resultaba conocida y que la había visto en alguna publicación recientemente. A los pocos días me envió un mensaje diciéndome que la había encontrado y que formaba parte del catálogo de participantes de la Ginkgo Bonsái Award 1997. La sorpresa fue mayúscula eran muy parecidos aunque en lo sustancial diferentes.

La composición presentada en Alcobendas está más refinada y simplificada y estéticamente más natural.

3

La composición del libro de la Ginkgo es de Gerrit Lodder, fue diseñado por Hotsumi Terakawa   y está cargada de un gran simbolismo.

2

 

La composición está formada por tazones de arroz fundidos entre sí por la acción de la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima.

El bonsái es un arte que va cargado de símbolos de la cultura que los vio nacer. El junípero es símbolo de eternidad e inmortalidad y está formado en un estilo muy dramático como es el de la semicascada y plantado sobre una maceta que ha sobrevivido a un ataque nuclear, en definitiva está hablando de vida, de la supervivencia, de la impermanencia de las cosas efímeras.

Hay algo más dramático que ver crecer y agarrarse a la vida a un junípero sobreviviendo colgado en la pared de un acantilado…

¡Simplemente maravilloso!

Esta entrada fue publicada en BONSAI y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Impermanencia de las cosas efímeras

  1. J,Carlos dijo:

    Perfectamente explicado el simbolismo, sobre todo la vasija

    • admin dijo:

      Como ya te comente, si no hablamos de estos pequeños detalles lo mas importante se queda en el fondo de nuestro baúl de recuerdos.
      Un saludo J.Carlos

  2. Mª José dijo:

    Gracias por hacernos llegar un montón de sensaciones que sin tus explicaciones, al menos yo, no hubiera sabido captar. Un abrazo fuerte.

  3. Juan Carlos dijo:

    Maravilosa reflexión. Enhorabuena!

  4. Maite Verdasco dijo:

    María José tiene razón,que haríamos sin tus explicaciones filosóficas?es incluso emocionante,muchas gracias

  5. David S.C. dijo:

    Incorporar a la cultura del bonsai la historia de un hecho tan dramático es una gran muestra de madurez.
    Increíble!!!!. Gracias Juanjo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *