Kuzuya de montaña

La creencia de que el paisaje es un fragmento de la naturaleza es algo puramente cultural. El paisaje no es un trozo de naturaleza enmarcada sino una construcción cultural abstracta que se define a partir de diferentes culturas y épocas.

El Suiseki se define fundamentalmente como piedra paisaje. La kuzuya aun siendo una obra producida por la mano del hombre, tradicionalmente, desde la época Heian hasta la época Muromachi, las referencias literarias la consideran como parte integrante del paisaje tradicional.

Este tipo de Suiseki ocasionalmente se puede presentar en un suiban con musgo para así tener una impresión mucho más bella y profunda.

El profesor Umeda Makoto, distingue entre dos tipos de belleza. Una es tradicional, radiante, llena de color como la de los cerezos en flor o las hojas purpuras del arce otoñal. Sin embargo hay existe otro tipo de belleza; una belleza austera, sombría sin adorno y que pasa desapercibida, pero es un  tipo de belleza que se encuentra en todas partes: una playa solitaria con una pobre cabaña de pescadores o una choza semi perdida en el monte. Este tipo de belleza se capta solo con una percepción espiritual profunda. Es una belleza discreta sin colorido brillante, aparentemente sin calor vital. La belleza de un paisaje frio, desolado y solitario.

 

Hu Shi y D.T. Suzuki Fuente: wikipedia

Hu Shi y D.T. Suzuki
Fuente: wikipedia

El termino Wabi nos descubre una más profunda belleza en la falta de recursos. Según D.T. Suzuki  el término wabi significa “ pobreza” o “ no estar acorde con la sociedad de su tiempo”. Ser pobre, es decir, no ser dependiente de las cosas terrenas – riqueza, poder, reputación- y sin embargo sentir interiormente la presencia de algo sumamente valioso por encima del tiempo y la posición social. Referido a la vida práctica cotidiana wabi es sentirse satisfecho con una pequeña cabaña, con un plato de verduras recogidas por las proximidades, mientras se escucha quizás el suave murmullo de un benigno chaparrón primaveral.

El poeta Fujiwara no Sadaie (Teika) (1162-1241) compuso el

Fujiwara no Sadaie Fuente: wikipedia

Fujiwara no Sadaie
Fuente: wikipedia

siguiente poema como representativo del término wabi:

            Al mirar en la lejanía

            no veo ni cerezos en flor

            ni hojas teñidas de purpura.

            Solo contemplo una cabaña en la playa

            al crepúsculo de una tarde otoñal.

Sen no Rikyu Fuente: wikipedia

Sen no Rikyu
Fuente: wikipedia

Sen no rikyu explicaba la experiencia del wabi a la vista de un potro de pura sangre atado a una choza de paja. Cuanto más noble es el caballo y más pobre el chamizo, tanto más impacta el resplandor del contraste.

 

 

 

 

Por la misma época Fray Luis de León  (1564-1644) en su poema “vida retirada” comenta:

         

Fray Luis de Leon Fuente: wikipedia

Fray Luis de Leon
Fuente: wikipedia

   ¡Qué descansada vida

            la del que huye del mundanal ruido

            y sigue la escondida

            senda por donde han ido

            los pocos sabios que en el mundo han sido!

                                                                                  (SXVI)

Mi idea es reproducir la soledad, la frialdad y la escasez de medios de una cabaña de montaña en primavera. Para ello he elegido una piedra de Cádiz y otra de una zona próxima a San Sebastián. El suiban y  la composición es la misma lo único que cambia es la cabaña. La presencia de la figura humana se intuye por la inclusión en el paisaje de una pareja de animales de granja como un gallo y una gallina.

 

 

Para la creación de esta composición he utilizado un suiban esmaltado (podría haber utilizado un suiban de bonsái )  y keto. Una vez puesto el keto colocamos el suiseki en la posición adecuada en el suiban y vamos añadiendo el musgo y las plantas de forma que se vayan adecuando para resaltar y complementar la kuzuya como elemento principal

 

La imagen de la derecha en la que se observa a la gallina en el “porche” de la casa sigue dando sensación de soledad, solo cuando colocamos el gallo la composición adquiere una dimensión mucho más cálida, más humana, la figura del hombre se intuye, las gallinas suelen ser animales de granja y cuidados por seres humanos.

En esta última serie se puede observar como va cambiando la composición a medida que vamos incluyendo elementos. Todos son validos y ninguno es excluyente.

Dos composiciones distintas pero iguales en lo fundamental. Las kuzuya son distintas pero transmiten mensajes y sensaciones diferentes.

Yado no haru             Primavera en la choza

nanimo naki koso     precisamente porque no tengo nada

nanimo are                 lo tengo todo

Poema concebido por el poeta como elogio de la pobreza elegida de la vida del eremita.

                                                           Yamaguchi Sodô  (1642-1716)

 

 

Esta entrada fue publicada en SUISEKI y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *